La comunicación asertiva es un modo de comunicarse, el cual mediante unas reglas básicas te permite una comunicación efectiva, evitando la agresividad y la pasividad, que son otros modos de comunicación de los que hablaremos a continuación.

La comunicación pasiva se manifiesta en una conducta inhibida, y en ese paradigma que asume, lleva a no valorar los derechos propios, "Solo se tienen en cuenta los derechos de los demás", este tipo de comunicación no es positiva ni para el que la utiliza ni para sus interlocutores, ya que se crean situaciones incomodas que perturban a los interlocutores.

La comunicación agresiva viene a ser lo contrario de la comunicación pasiva, las personas que adquieren esta conducta no tienen en cuenta los sentimientos de los demás, pero expresan sus sentimientos, también asocian la asertividad con la agresividad, lo que provoca una pérdida de credibilidad que perjudica sus comunicaciones con las personas. ""Solo tienen en cuenta sus derechos propios".

Simplemente conociendo estos dos comportamientos ya es más fácil identificarlos y evitarlos facilitando la comunicación asertiva, la cual se caracteriza por una conducta en la que se tienen en cuenta los sentimientos de las demás personas, y se expresan los sentimientos e ideas sin afectar negativamente a los demás, "Respeto por los derechos propios, y por los de los demás".

La comunicación asertiva sería una buena candidata para conseguir que 6.000 millones de personas se entiendan.

Y después de leer esto, y "probablemente" haberte informado un poco más de estos estilos de comunicación, ¿Seguirán siendo tus relaciones igual que siempre?